Raíz

Eres raíz de mis pasiones
Un orgasmo de la tierra
En tus hojas terciopelo
Eres salvia de esta guerra

En batalla de lo verde
Yo te encuentro la caricia
Por el agua, con los brotes
Eres pieza de codicia

Sin romperte por el tallo
Yo destrozo tu figura
Eres flor en el abismo
En ti grabo mi escultura

Eres arte por el cielo
Presionada en su celeste
Te rodeas con mis palmas
En mi sangre soy agreste

Arrancarte yo quisiera
Y guardarte decaída
Que raíces en mi guardes
En tu juego de atrevida

Nieve

Mas de cántaros te quiebras
Como vidrios de los hielos
Que tus manos de la nieve
Ya llenaban mis quebrantos

Hoy te veo por los lagos
Como invierno en su sirena
Eres déspota en el frío
Tú congelas mis cadenas

Sin invierno ya congelas
Y es que insisto en tu tormenta
No me claves, si eres tierna
Con la escarcha de tus labios

Y en los besos de celeste
De este frío que alborota
Se condensan los placeres
De beberte gota a gota

Y si quieres ya violenta
Embriagarme de tus aguas
Solo pido de tus ojos
La mirada de indolencia

Y derretirme en su reflejo
Y librar de mi abatida
Porque basta tu mirada
Para tener en mí la vida

Génesis

Como la fugaz estrella
Te dejabas en escarcha
Tus cabellos se quebraban
En mil chispas de una marcha

Has sido la metáfora
De este mundo por tu esencia
En la rima tu me encantas
Porque versas mi poema

Paradoja de “comienzo”
De momento que ha acabado
Me iniciaste en el encuentro
De los besos cautivados

Y te pido no te caigas
Y me dejes olvidado
Porque vives en recuerdo
Del poeta enamorado

Mas si quieres recordarte
De un par de sueño en ruta
Yo te invito en el camino
De esta ciudad ya difunta

Para devolver la vida
De esta errante compañía
Que en presencia se ha agotado
Y en la tierra está marchita

Has dejado enamorarme
De un encanto en su Princesa
Y hoy te veo entre mis dedos
Como agua en entereza

No goteas ya las lágrimas
Ya parezco en el olvido
Mas te encuentro fugitiva
En recuerdo no perdido

Te daría este poema,
De mis puños escritores
Pero, es tarde, te he perdido
Te cortejan mil amores…