Cuello, de cisne
Frágil, terso, insigne
Proyección de tu pampa
Puente de tu voz, que canta

Cabello, sol brillante
Brillas, rosa de diamante
Olas, sangría de mar
Que se rompen en tu faz

Ojos, cerezas maduras
Ninguna joya está a su altura
Plurales, como tus encantos
Dueños de la intriga y del llanto

Piel, valle de nieve
Líquida, como el agua que se bebe
Errante, como los suelos tardíos
Malvada, como los besos impíos.

Boca, cueva de placeres
Labios, de tus encantos son paredes
Tierna, suave, viva
Como tu alma que aún me inspira.

Tú, expresión de belleza
Del paraíso la Princesa
Delicada, como el amor excelso
Sincera, como estos versos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario