Duda

Sin demoras, fiel amante

El recorrido por mi pampa se disuelve

Tardas en tus trazos,

De pincel fino por mis hombros


Es secreto, lo que este verso esconde

Miradas cómplices, de ojos valientes

En humo, en polvo, en viento

Nuestro encuentro, también se esconde


No hay respuesta al impulso clandestino

Es a causa de tu esencia luminosa

¡Si hasta en noche y luna me delatas!

Tal sol, tal vela, tal estela…


Sé que quieres aire

Es tu pecho oprimido en deseo...

¿Será estupor, será el ansia constante de faena placentera

O será la soledad, el quiebre de tus huesos por el frío?

Escribir en agua

Escribir no es deseo, escribir es la letra

Que las letras caigan de los dedos como gotas

Tan constantes, tan cristalinas

Limpiando, emanando de la vida


Quiero que goteen mis uñas

¡Empápense ahora, ahóguenme!

Perder la vida en el último respiro

Por expresar en rayas el sentir


Podría hacer ríos…

Ríos de risas, baile y alegría

Ríos de violento torrente;

Ríos asesinos de gente.


Que las gotas, entonces, asesinen

Apoderándose de los hombres

Cambiando sangre en agua

Cambiando sangre en poesía


Quizás pueda hacer lagos…

Lagos de amor, esperanza y canto

Lagos profundos y de lunas oscuras;

Lagos de amor y locuras


Que las gotas, entonces, enloquezcan

Sean torpes, necias, vacías…

Que sus aguas no estén húmedas

Que sus gotas no estén mojadas.


Quiero hacer manantiales y regalarte sorbos

Quiero hacer un río, y gotearlo en tu boca

Quiero hacer un vaso, y llenarlo con elogios

Quiero hacer un cerro, y nevarlo con belleza


Quiero empaparte con los besos

Que te escribo por poeta

Quiero empaparte con los besos

Que mereces, piel roseta.

Eres tú

Eres pieza de fractal

Repetida, en palma de mujer


Eres fragmento de la tierra

Esencia, en barco y tren


Eres luz de medianoche

Desnudo sueño, escasa y tenue


Eres río derramado

Cuando agua es tu belleza


Eres gentío, eres peces

Viscosa, entre falanges retardadas


Eres de jardín flor

Impar y torcida, común en diferencia


Eres focos infrecuentes

Te quemas, delatando mis halagos


Eres palabra desbocada

Lenguas arrancadas por la fuerza


Eres corazón libre

Esclava limpia y sana


Eres cautivante

Como cueva de pistilos


Eres tú

Mujer de ensueño


Eres tú

Mujer real


Eres tú

Aunque se acabe el tiempo


Eres tú

Cuando queda la vida


Serás tú

En sueño y en vigilia

Lo que quieras

Eres cuerpo resplandeciente

En horizonte…

Lejana quizás, cuando barcos se acercan


Cuando quieras serás ocaso

La noche será contigo

Una melodía de día y noche


Cuando quieras serás mañana

Primer bocado, el día florece en ti

Eres comienzo, eres vida


Eres vida, porque mis pies te rodean

No hay pasos si no es contigo

Los trancos no son tierra forastera


Podrías ser viento

Y jalar mi pelo a tu distancia


Podrías ser cielo y anclarme al suelo cuando quieras

Podrías ser cuento y ser rima a la vez


Podrás ser estrella y sol en tu querer

Podrás ser lo que quieras…


Siempre has sido imaginación

Has sido amor, amiga y compañera

Has sido piedra en tierra y agua.


Eres mi amor esta noche

Cuando quieras…

Se contesta mi cuerpo con tu alma

Cabello

Cabellos salvajes,

De tierra bárbara y hostil

Cada punta, cada cuerpo

Una caricia cruel y violenta…


¿Qué tienes, Viento?

El cabello es dócil en tus manos

Frágiles, como en último suspiro

Como si en telar estuvieran


Es que proyectan cada sueño:

Cada pensamiento es rubio

… o por gajes de esta prisa

De un castaño soleado.


¿Por qué caes con lluvia?

¿Si tu cuerpo es sublime

en imagen de sirena?

¿Qué hago para nadar contigo?


Rostro y cabellos,

En ti, son rima perfecta

Eres verso sin término

Cuando en tinta está tu pelo.

Delirio

Serán miles de dotes

Podría describirte como lodo,

Como tierra y agua por mi pecho


Pero eres parra, eres uva y eres tranco

Eres pies, eres manos y eres beso


Y manos de cielo, con nubes en uñas

con dientes en cuello…


Nunca serás vida si muerta estás

Y es que distante eres, como muda

Como si de nicho fueras


Háblame, que la lluvia gotea por mis hombros

¡Qué hielo!, ¡qué juguetona eres!


No me dejes solo, no hay fuerza sin tu puerta

Déjame, ahora… no hay más contigo en tu contra


Te amo

¿Duele decirlo cuando no regresa?

Eco hermoso

Sería en mis oídos


Dame jadeo, que la vida se acaba en suspiros

Eres risa verde, con margaritas primavera


Dame vida, dame fruto, dame agua

Te amo, insisto.

Dame hojas, tallo y flor

Naturaleza ilustre, ¡también te amo!


Cielo, caes, déjame sueño

No pondré en ti la luna

Mientas el celo se caiga

Mientras el beso no acoja


Dame silencio, para gritarte un anhelo

Dame labios cerrados

Para besarte a la fuerza

Los dientes son puerta, son calle

Son puente guardián


No caigas al agua, bella musa

Que en sirena termina mi cordura

Podrás ser salvaje, simple y de coraje

Pero mi cielo, tiene trueno con tu cuello


Dame, intenso, de tu cuerpo

Si la vida me corroe como ácido

Quiero que seas paladar agridulce


No me tientes a dejar tu cuerpo en vela

Si la noche cae simple y prodigiosa


Te amo, insistencia insoportable

Como anáfora insistente


Dame ahora, tu princesa y tu doncella

Eres sueño, compañera de los mares

Eres real, compañera de mi espera


Entrégate como si un tesoro esto fuera

Es que vida me proclamas cuando duermes


No espero tenerte entre mis brazos

Sino amarrada a mis cadenas aceitadas

¡Hasta sudor inspiras bella amada!

Como si cansancio fuera leer labios


No entres en las puertas de mi pecho

Cuando corazón no quieres encontrar

No me esperes en las afueras de mi cuello

Si la carne con tu cuerpo, no eres tú


Dame, ahora, nunca y siempre

Tu fogata y tu simpleza

Quiero verte enardecida

Como si leña seca te quemara


Sube, baja, como fogata frágil y torcida

Mi abdomen débil así lo espera


Quiero cuerpo, quiero vida

Quiero dedos a esta hora.

Brisa

Brisa, ¿por qué animas el preludio?

En toda la piel, como soles en rayo…

¿Por qué me acosas en asedio?

¿Si en aire brota el respirar?


Y es que eres golondrina a la deriva

Eres derrumbe nuboso del cielo

Se acercan mariposas con tu vuelo

Planean como aviones, ¿planean intenciones?


Revoloteas como huracán en cólera

Te calmas, estero donde nada la luna…

Colisionas en pestaña defensiva,

Sorprendes, inocencia, con ultraje fortuito


Eres la forma de un poema franco

Te anclas en tez de ser y bosque

Vienes, como cardumen excitado

Eres el infinito perseguido…


Pareces viento, pero no lo eres

¡Dirán brisa! En error razonado

En huracán, dirán las gentes…

Pero aire, lo eres tú, respirando a mi lado.

Claro

¿Dónde fueron los besos

que caían en tu cama?


¿Dónde están tus dedos

si el roce ya es perdido?


¿Dónde está tu cuerpo

si los sueños son de humo?


¿Dónde toco la salida

Si umbral me has enseñado?


¿Dónde está la luna

Dividida en cuatro ojos?


¿Dónde está el cielo

Si la noche está cegando?


¿Dónde pintas velas

Con fuego, cera y lágrimas?


¿Dónde están las huellas

De tus aras en mis surcos?


¿Dónde está el rojo

De tus labios codiciosos?


¿Dónde está el lunar

Que cosías en mi cuello?


¿Dónde?

En el recuerdo, claro.


Inexplicable

¿Qué es amor?... Me pregunté un día, y encontré en mi entorno la respuesta.

¿Qué es amar?... Quería saber y encontré en mi familia la respuesta.

¿Cómo amar?... Me desesperaba, y encontré en ti la respuesta.

¿Cuándo se ama?... Intenté descubrir, y encontré en mis recuerdos la respuesta.

¿Dónde se ama?... Estúpidamente intente descifrar, coartando el afán infinito del amor, y ciego de su carácter omnipresente.

¿Para qué amar?... Dudaba. Intenté llegar a la respuesta, pero sólo encontré una interrogante...

¿Para qué vivir?... Para que vivo, sino es para amar, para amarte. Para querer quererte, para adorar adorarte y para amar amarte.

Para qué se vive si no es para transmitir, para besar, para abrazar... Cuál es el motivo, sino es inundar este mundo con dulce miel del corazón.

Para qué existo si no es para decirte lo que siento y evitar las casillas de este corazón arraigado a un alma errante.

Para qué existe una vida, para qué existe un camino.

Si no conoces el amor, no lo sabes. Si no conoces esa mirada clara como río, si no conoces ese toque sutil de unos dedos viajeros por la pampa de tu rostro, no pienses en saber vivir.

Y es eso lo que intento, saber vivir.

Saber amar.

Saber dar riendas de placer y afecto a esta vida seca de amor y paciente de sentimientos.

Saber... en el crepúsculo de lo incierto.

Saber.

Eso me gustaría... Saber.

Las palabras

Las palabras podrían ser de letra
si la distancia en papel se corta

Las palabras en letra escrita
tal cabello en piel torcida

Las palabras van y vienen
Jadeando, rozando el suelo con las manos

Las palabras en rodillas humilladas
De ruego y caricia sometida

Las palabras del ocaso
Como en lucha, en sol y estrella

Las palabras eternas cada día
Con destellos y sol de escalofrío

Las palabras ya son vida rebrotada
Apagando velas de caída

Las palabras flotan por el suelo
¿Es que es magia, cielo mío?

Las palabras ya increíbles eran hoy...
Son verdad en tu garganta

Se condensan con el vaho de un suspiro
Se divierten en mordida de los besos
Se abren para suerte de caricias
Se clausuran para verme derrocado

Derrocado en las palabras
De un vacío que es ahora
De un "loco enamorado"
En palabra, dicha y rota.

Memoria

Memoria

Ruin, descarada

Pareces inútil, de brillo oxidado

¿Por qué lo haces?


Serías horca de tortura

Si palabra en piedra se convierte

¿Cuando vienes?

Preséntate, imponente y sin retraso.


Fugaz, como estrella en cielo

¿Suerte? ¿Deseos?

Iluso podría ser, gozándote en mis ojos

Pero evocas, tristezas, fangosas tristezas


Y aquí estás

Como jalando cascadas

Agua quebraba por presión repentina

Eres fuente de lágrimas, estás perdida


En hangares de vuelo

vuelos nocturnos y de noche alojar debieras

Los sueños son para volar...

el recuerdo en tierra no prospera.